Qué es Bondage y Cómo Empezar a Practicarlo

“El sexo no es cosa de tamaños o pelajes, ni de géneros ni de especies. El sexo es un juego de fantasías y realidades, de lágrimas de dolor y de placer, de dar y recibir. El sexo, el auténtico, consiste en dejarse guiar por la otra persona, con los ojos vendados y las manos atadas, y tener la capacidad de entregar las riendas, sin miedo a equivocarse”.

Así describe la escritora española Lena Valenti, lo que puede llegar a suponer una relación en la cual se incluye una experiencia BDSM. El nombre del libro es “Amos y mazmorras”, y por supuesto, uno de los principales atractivos de la novela, es que permite al lector conocer el mundo del BDSM.


Un mundo en el cual se mezclan el bondage, la sumisión y la dominación y el masoquismo. Sin embargo, hoy vamos a hablar sobre qué es bondage, muy popular a partir de la película “Cincuenta sombras de Gray”.

La “B” en la siglas BDSM significa bondage, que se traduce como esclavitud, y es actividad que miles, de personas disfrutan como parte de su vida sexual y, a veces, como parte de su vida normal.

Si estás buscando una manera de darle vida a su vida sexual, el bondage podría serlo, y los primeros pasos no tienen por qué ser tan aterradores como la mayoría imagina. Por eso vamos a entender bien qué es bondage y cómo empezar a prácticarlo. Y si todavía no lo sabes en este otro artículo te contamos qué es BDSM.

Qué es bondage

El bondage es un tipo de juego erótico en el que alguien está inmovilizado o restringido de alguna manera, esto quiere decir que puede tener los ojos vendados y algunas partes de su cuerpo atadas.

Lo más importante en una práctica de bondage es el consentimiento de ambas partes para realizar este tipo de prácticas sexuales.

Las partes deben acordar los roles que desempeñarán, y por supuesto, la persona que acepte el rol de sumiso, tendrá en todo el momento el poder de detener o ralentizar el juego a medida que se desarrolle.

¿Por qué es el bondage tan atractivo? Para algunas personas, es atractivo especialmente si carecen de control en sus vidas cotidianas.

Por otro lado, alguien que a menudo está acostumbrado a manejar grandes responsabilidades en su vida cotidiana, u ocupar cargos jerárquicos, puede sentirse muy bien, si puede colocar el poder en otras manos dentro del dormitorio.

Estar atado y con los ojos vendados es un poderosos juego erótico, en el cual la persona atada puede llegar a sentir escalofríos mientras espera que su pareja realice el siguiente paso para llevarla al máximo de placer.

Las fantasías con respecto al bondage son mucho más frecuentes de los que puedas imaginar, y si hace tiempo que sueñas con atarle los ojos a tu chica, has venido al lugar correcto.

Porque te diremos todo acerca del bondage, qué es y cómo practicarlo para que puedas comenzar a proporcionar o recibir sensaciones físicas únicas, casi rozando con el dolor, que pueden ser catárticas o eróticamente placenteras, o ambas al mismo tiempo.

Puede ser que al principio sientas miedo, pero se trata de empezar poco a poco, y de que pruebes diferente elementos, sin tener que llevarlo a una situación extrema. Recuerda siempre que se trata de que ambos se sientan cómodos, lo que significa que solo debes involucrarte en este tipo de juegos con alguien en quien confíes.

También puedes tener una experiencia bondage por primera vez con una bella escort. Muchas de estas señoritas de lujo son especialistas en el arte de atar y darte placer. ¿Sabes ya qué es una escort?

que es bondage

Elementos que se utilizan en el Bondage

Algunos de los elementos más comunes que puedes usar mientras disfrutas de una experiencia bondage son:

  • Puños de cuero / tela.
  • Collares y correas.
  • Grilletes y cadenas.
  • Ganchos anales y vaginales.
  • Esposas: peludas o metálicas.
  • Cuerdas.
  • Muñequeras y tobilleras.
  • Dispositivos de castidad.
  • Pinzas para pezones y clítoris.
  • Cruces de San Andrés y otras suspensiones.

Estos son solo algunos de los accesorios que puedes encontrar para vivir una experiencia bondage. Como puedes ver no necesitas de una mazmorra secreta o de una sala roja al estilo de Christian Grey.

Atrévete a añadir un par de estos artículos en tu caja de juguetes eróticos personales, y ya habrás dado el primer paso hacia tu experiencia bondage. Con cualquiera de estos accesorios, tu cama puede convertirse en una exclusiva mazmorra.

La cinta adhesiva de bondage y los puños peludos también son excelentes puntos de partida. Además, existen kits de bondage para principiantes, que te ayudarán a abrirte paso en un nuevo mundo que puede ser bastante intrigante y emocionante. También puedes utilizar juguetes sexuales para hombres.

Comprar Kit de Juguetes Bondage

Pero el bondage no se limita solo a atar las extremidades u otras partes del cuerpo. También cuenta la restricción de otros sentidos. Por ejemplo:

  • Una mordaza, para impedir que el sumiso hable o pueda hacer ruidos.
  • Auriculares o tapones en los oídos, para disminuir el sentido del oído.
  • E incluso puedes ser creativo para abrumar el sentido del olfato o el tacto.

que es el bondage

Qué tener en cuenta en una experiencia bondage

La seguridad es de suma importancia cuando se trata de bondage, y esto es muy importante, cuando se restringen los sentidos, como la audición o la vista, que es tan importante para la comunicación.

Por ejemplo, no podrás informarle a tu pareja si necesitas que se detenga o reduzca la velocidad cuando usa algún tipo de mordaza. Por esta razón, muchos dominantes incluyen algún gesto como dejar caer una pelota, si la situación resulta insoportable.

Si bien es posible que te exciten los riesgos que representa una experiencia bondage, también es importante que tomes conciencia que puedes hacerte mucho daño a ti mismo o a tu pareja si lo haces mal. Ten en cuenta estos consejos de seguridad:

  • Usa una palabra segura para poder indicar si necesitas reducir la velocidad o detenerte.
  • No ates a una persona con materiales que puedan restringir y cortar el flujo sanguíneo.
  • Siempre debes tener unas tijeras al alcance de la mano para liberar rápidamente a la persona atada de sus ataduras, en caso de que las cosas se pongan demasiado intensas.
  • Las llaves para los puños o esposas siempre deben estar al alcance por la misma razón.
  • Si incorporas juegos de impacto, no apuntes a los riñones u otros órganos.
  • Nunca participes en este tipo de juegos eróticos con alguien en quien no confías.

Cuando estás atado, tu pareja tiene el potencial de poder hacerte un daño real. Si ignora tu palabra de seguridad, te ata sin tu permiso o supera tus límites, podrá realizarte un daño psicológico y real físico.

Tómalo con calma, especialmente si eres principiante, porque para ambos, estas nuevas experiencias pueden ser abrumadoras. 

Es una buena idea planificar tu escena de bondage de antemano. Para escenas intensas, la parte sumisa, puede necesitar atención especial posterior a la acción, tanto sea bebidas para hidratar el cuerpo, caricias y palabras suaves.

Si estás preparado para ir un poco más allá del sexo vainilla ¿Te atreves a conocer algunas de las posiciones sexuales más comunes para practicar bondage?

bondage

Posiciones más frecuentes para la práctica del bondage

Torre Eiffel

En esta posición bondage, tus pies se separan mientras tus manos se juntan, y necesitarás cualquier tipo de esposas para tus muñecas, y también puedes querer algo para asegurar esas esposas, lo que facilita mantener tus brazos levantados durante la escena.

Una barra separadora es una forma de mantener separados los tobillos. Sin embargo, también podrías atar cada tobillo por separado a un mueble que los mantenga separados.

Puede ser más fácil permanecer en esta posición cuando estás acostado. Simplemente extenderás los tobillos o los atarás a los postes de la cama mientras atas las muñecas. Luego puedes asegurar las muñecas a la cabecera para mantener los brazos estirados.

Momia

Esta posición es bastante fácil de conseguir. En esta posición una persona está atada del pecho a los tobillos para que su cuerpo colgante o de pie esté en línea recta. De esta manera podrá soportar el peso de su cuerpo al permitirle acostarse en posición de momia.

También puedes colocar algunas correas de tu elección en lugares estratégicos, como alrededor del pecho, caderas, rodillas y tobillos. El uso de correas también tiene el beneficio de dejar más cuerpo accesible para la estimulación, lo que incluye los genitales, el culo y las tetas.

También puedes atar un arnés alrededor del cuerpo para evitar el movimiento.

Loto

Es posible que estés más familiarizado con la posición de loto como una posición de yoga, pero también existe esta posición para practicar bondage.

En la posición de loto, las piernas se doblan con los pies hacia la entrepierna como un pretzel y los brazos se atan detrás de las espaldas.

Cada pierna se puede atar en dos lugares: cerca de la rodilla y la entrepierna. Ocasionalmente, el tobillo está unido al muslo desde la otra pierna sobre la que descansa. Puedes organizar la posición de Loto para que los genitales sean accesibles.

Corbata de rana

En esta posición la persona se arrodilla y sus pantorrillas descansan contra la parte posterior de sus muslos. Una cuerda mantendrá las piernas separadas, lo cual es ideal para el acceso al clítoris, vagina o pene.

Puedes atar las muñecas del sumiso a la parte exterior de sus muslos o incluso moverlas a una posición en la que descansen sobre las manos o los codos y las rodillas.

Bondage con una silla

Puedes lograr esta posición aún siendo un principiante. Todo lo que necesitas es una silla, preferiblemente una con patas rectas y apoyabrazos alrededor de los cuales puedas envolver la cuerda.

Deberás hacer que tu sumisa o sumiso se siente y atar cada tobillo a las patas opuestas de la silla. Si no tienes una silla con estas características, también puedes usar una barra separadora.

Luego, ata cada brazo a la parte superior del reposabrazos. Un sillón no funciona bien para esta posición, pero puedes atar las muñecas de una persona detrás de sus espaldas, sobre el respaldo de la silla, si carece de apoyabrazos.

Navaja

En esta posición, una persona se inclina para que sus muñecas se puedan asegurar a sus tobillos. Puedes inmovilizar aún más a la persona atando las rodillas y / o asegurando los codos juntos.

Requiere algo de agilidad, pero puedes lograr que las muñecas se conecten más arriba de las piernas, como en las rodillas, o para que haya suficiente holgura en la cuerda o la correa entre los puntos de conexión.

Una de las ventajas de esta posición es que el culo de la sumisa permanece abierto para penetración, azotes u otro juego de impacto.

bondage significado

Conclusiones

Ya sabes qué es el bondage y como puedes ver, para vivir una experiencia bondage, no se necesita realizar un máster en una universidad. Aquí te hemos dado algunos consejos de seguridad para cada una de las posiciones, y volveremos a insistir en lo mismo.

La seguridad es primordial cuando hablamos de bondage. Si no te sientes cómodo y competente para atar a tu pareja, intenta empezar con accesorios más sencillos, como floggers o vendas en los ojos.

Asegúrate de que tu pareja se sienta cómoda cuando tienes el control, y nunca debes tener miedo de hablar y usar una palabra segura si eres sumiso. Usar una palabra segura es una regla importante de BDSM, y no te olvides de los cuidados posteriores, que puede incluir masajes, abrazos e hidratación después de una escena.

Recuerda comenzar lentamente y avanzar hacia posiciones de bondage más intensas.

Y sobre todo ahora que sabes qué es bondage, anímate a experimentar, tú también puedes convertirte en el próximo Christian Grey, aunque no tengas sus millones.

Deja un comentario

error: Content is protected !!