Qué es el Sexo Vainilla y por qué deberías practicarlo

¿Te preocupa que tu vida sexual sea demasiado “vainilla”? Bueno, deja de preocuparte y comienza a disfrutar del sexo vainilla porque puede cambiar tu vida sexual.

Todavía debe existir algún despistado que piense que practicar el sexo vainilla es derramar helado de vainilla sobre el cuerpo de su pareja, mientras tienen relaciones sexuales. Pero no. El sexo vainilla es simplemente la forma en la que se denomina al sexo convencional.


Y de verdad, en el sexo no deberían existir las etiquetas.

En un mundo en el que nos encontramos leyendo cientos de artículos diariamente sobre cómo hacer que el sexo sea más caliente, consejos para hacerlo más perverso, experimentos sexuales, juguetes sexuales, etc., hemos olvidado la felicidad de disfrutar de una relación sexual agradable para las dos partes.

No tiene nada de malo que estés dispuesto a experimentar cuando se trata de sexo, pero no debemos permitir que la presión de las redes sociales, películas como “Cincuenta sombras de Grey” y toda una serie de novelas eróticas, se haga cargo y menosprecie el sexo vainilla como algo que solo buscan los inexpertos.

Por eso, hoy te contamos algunas de las principales razones por las que deberás seguir practicando el sexo vainilla.

8 razones por las que el sexo vainilla sigue siendo una buena opción

El sexo vainilla puede ser espectacular siempre y cuando la relación se mantenga íntima y emocional. Y no importa si lo practicas con tu pareja de toda la vida, con alguien que conozcas en una aplicación para ligar o incluso una escort de lujo.

El sexo vainilla no distingue edad, ni atributos físicos ni siquiera experiencia, porque simplemente se trata de que disfrutes de una relación sexual, entregándote simplemente al placer.

Y además, el sexo vainilla es fácil, no tienes que ser un experto en el Kamasutra ni tener escondida en algún rincón de tu piso, si es lo suficientemente grande, una mazmorra para practicar latigazos y otras cuestiones.

Ni siquiera tienes que pensar varias veces antes de intentarlo, porque sabes cómo hacerlo y no requiere demasiados esfuerzos.

Así que si estabas pensando en tomar un curso acelerado online de prácticas de BDSM, espera y profundizamos un poco más acerca de por qué el sexo vainilla, puede ser tan apetitoso como el sexo de cualquier otro sabor.

sexo vainilla

Con el sexo vainilla estás en tu zona de confort

Y no hay nada mejor que eso, para entregarte plenamente en la relación sexual, ya seas que practiques el misionero o el 69.

Porque allí es donde te sientes cómodo. Si bien salir de tu zona de confort de vez en cuando es saludable, puede ser bastante difícil hacerlo todos los días.

Nadie dice que no puedas sorprender a tu pareja con una nueva lencería erótica, pero vamos, que no todos los días podemos gastarnos un dineral en unas bragas minúsculas.

Afortunadamente, tienes el suave sexo de vainilla para sorprender a tu pareja en esos días.

Se puede hacer sexo vainilla en la cama

No necesitas pensar en un lugar fresco y emocionante para hacerlo. Ni siquiera en una habitación secreta donde tu pareja te espose en una cruz de madera, casi al estilo medieval.

¿Para qué tomarte todas esas molestias si tienes tu cama? Además, ¿ese cabezal de bronce y tus pañuelos de seda no pueden funcionar también para un juego sensual?

Te permite concentrarte en la búsqueda del gran orgasmo

Cuando practicas el sexo duro, debes considerar y desviar tu atención a cosas como  el accesorio que podrías estar usando, cómo está funcionando para tu pareja, cómo está funcionando para ti.

¿Debería ser más largo, más corto, más blando o más duro? Bien adivina qué. El sexo vainilla te permite concentrarte en lo que más importa: los orgasmos.

Después de todo, lograr la liberación sexual, ¿no es el gran objetivo del sexo? Echemos abajo los mitos, ¡los multiorgasmos en el sexo vainilla también son posibles!

En el sexo vainilla no existe la presión

Porque solo se trata solo de disfrutar el momento y continuar haciendo lo que estás haciendo hasta que uno o ambos lleguen al clímax. Bastante simple, ¿verdad? Además nada impide que puedas practicarlo con una escort, y si no sabes exactamente lo que es, en este artículos te explicamos qué es una escort.

Es mucho más que la postura del misionero

Si crees que el sexo vainilla es solo practicar sexo en una posición específica, te equivocas. El sexo vainilla también puede ser muy caliente si utilizas diferentes tipos de posiciones. Porque lo único que el sexo vainilla no involucra es algo perverso o fetiche.

En el sexo vainilla no se requieren reglas básicas

Si intentas vivir una experiencia sexual más perversa, deberás tener en cuenta un conjunto de reglas que tú y tu pareja deben seguir y consensuar.

Por la simple razón de que el sexo duro puede volverse muy arriesgado a veces y puedes incluso llegar a lastimar a tu pareja, o hacerle vivir una experiencia que la traumatice.

Los límites entre el dolor y placer son casi imperceptibles y no cualquiera puede convertirse en un señor dominante con látigo en mano.

El sexo  vainilla, por otro lado, no requiere reglas básicas, porque es tan simple y natural que las reglas se pueden tirar fácilmente por la ventana.

que es vanilla

Te ayuda a aumentar tu confianza

Si eres una de las muchas personas que alguna vez en su vida han dudado de sus capacidades en la cama, entonces el sexo vainilla es tu mejor aliado, porque se convertirá en tu mejor impulso de confianza.

Puedes salir de la habitación sintiéndote como la seductora sexy que eres, y también te ayudará a conocer mejor tu propio cuerpo. No le das a nadie el poder de tu sexualidad, porque simplemente es tuyo.

¿Quién mejor que tú para saber dónde más disfrutas de las caricias? ¿Quién mejor que tú para saber hasta dónde estás dispuesto a aguantar por la liberación?

El sexo vainilla es totalmente económico

Sí, todo muy bonito cuando se trata de hombres poderosos y exitosos, disponiendo de una cuenta bancaria abultada, para invertir en juguetes sexuales, velas perfumadas y aceites especiales.

Pero el mejor bulto que agradecerá una mujer es el que llevas entre las piernas, y lo que hagas con él.

El sexo vainilla te libera de cualquier requisito previo, podrás disfrutar de buen sexo y ahorrarás dinero.

Por si no te ha quedado claro, pocas cosas son más incómodas que una persona tratando de empujar a otra a cualquier tipo de sexo.

Todo lo que encierra el sexo vainilla y pocas personas reconocen

No se puede forzar el buen sexo, ya sea vainilla o duro. Presionar a alguien para que tenga relaciones sexuales “a tu manera” cuando sabes que realmente esa persona no lo disfrutaría, no es sexy.

Ninguno de nosotros debería sentirse presionado por un compañero para practicar el sexo de una determinada manera y, por lo tanto, obligarnos a comportarnos más pervertidos de lo que quisiéramos.

El mejor sexo nos permite expresarnos sexualmente como lo creamos conveniente, nuevamente asumiendo que estamos respetando los límites saludables para nosotros y para los demás.

No debería ser ningún secreto que todos tenemos gustos sexuales diferentes, al igual que todos preferimos diferentes alimentos. Está dentro de nuestro libre albedrío cambiar de opinión sobre lo que realmente disfrutamos y lo que nos gustaría omitir.

En el contexto de las relaciones y cualquier tipo de sexo con otras personas, quizás la parte más difícil es ser honesto con nosotros mismos y con los demás cuando nuestros gustos y disgustos entran en conflicto. Pero ten en cuenta que no hay una única definición de vainilla y todos podemos verla de diferentes maneras.

Mantener relaciones sexuales con una mentalidad honesta y respetuosa

Y esto significa que tan pronto como una persona comienza a sentirse presionada o incómoda, la fiesta termina. Porque eso no es buen sexo, y no deberías conformarte con una pareja sexual que no esté realmente interesada en una experiencia satisfactoria para ambos.

Si no te sientes bien en una relación sexual, detente. Y si tu compañero se detiene para decirte que no se siente bien, no te enfades ni intentes forzar la situación. El buen sexo implica tanto escuchar como hacer.

Deja que te llamen vainilla y deja que se quejen, y que te llamen aburrido, nadie debería utilizar una etiqueta para definir el sexo y cómo lo practicas, y mucho menos para controlarte.

Nadie más que tú puedes determinar qué tipo de sexo es el adecuado para ti.

Muchas personas llevan vidas sexuales perfectamente satisfactorias a pesar de practicar el sexo vainilla. No eres un mojigato o mojigata al descubrir que prefieres ciertas posiciones sexuales, que no te gustan los juguetes sexuales o que simplemente no te va que te azoten el culo.

modo vainilla

Buscar la satisfacción en la vida sexual

Parte de practicar sexo seguro, es que también protejas tu voz, y dejar de decir que sí porque sientes que no puedes decir que no. No dejes que alguien te menosprecie por apreciar cosas diferentes.

El sexo vainilla puede ser tan delicioso como el chocolate, el helado y el tiramisú, porque existen más cosas en el sexo que la conexión física, se trata de agitar un tornado en nuestro corazón. Y si eres alguien que prefiere la conexión emocional y le gusta tomarse las cosas con calma, ¡entonces el sexo vainilla es justo lo que necesitas! Lento pero seguro, te llevará allí.

Besos suaves, caricias ligeras, un roce de una mano contra el cuello o muslos, esas pueden ser simplemente las cosas que te excitan.  Y no hay nada de malo en eso.

Seamos realistas,  a los humanos nos encanta clasificar las cosas: heterosexuales u homosexuales; bien o mal; vainilla o duro. Si amas la postura del misionero, ¿eso significa que tu vida sexual está condenada a la depresión? ¿Qué pasa si no te va la dominación? ¿O que no te coloquen unas bolas chinas en tu vagina?

El hecho de que no disfrutes atar a alguien o azotarlo, no significa que tu vida sexual sea de alguna manera menos satisfactoria o que valga menos la pena que la de cualquier otra persona. Ya sea que te identifiques como vainilla o masoquista, abrázalo, respétalo y, lo más importante, disfrútalo. El objetivo del buen sexo no se trata de lo que no disfrutas, sino de lo que disfrutas.

Deja de preocuparte por quién cree que puedes ser vainilla o no. Hay muchas personas en el mundo que lo prefieren a cualquier otra cosa. Búscate una pareja con la que sientas una verdadera atracción y compatibilidad en las formas que más te interesan.

Disfruta del sexo con una pareja que te permita ser simplemente tú mismo.

Ten en cuenta que la libertad sexual no está reservada para aquellos amantes del sexo duro, la libertad sexual también es para ti, así que sé amable y diviértete en todo lo que hagas.

relacion vainilla

Conclusiones

Habla con tu pareja y haz que se sienta especial. Este es un paso necesario que es esencial no solo por diversión, sino para crear un ambiente acogedor, porque si puedes hacer que tu pareja se sienta más cómoda contigo, eso hará que tu noche sea aún más increíble.

Si eres un maestro en escuchar y obedecer, verás cómo se desarrollan las fantasías sexuales de tu pareja, y nunca empujes a tu pareja a cumplir con tus fantasías sexuales, si notas que no se siente cómoda.

Si obligas a tu pareja a escucharte y seguirte, no funcionará. Obedecer y aprender debe ser mutuo, y verás hasta qué punto te excitará y se excitará.

El sexo vainilla no es lo que hace que la gente se aburra. Centrarse en cosas que distraen, y sentirse desconectado es lo que hace que la gente se aburra en el sexo, vainilla o no vainilla.

Cada uno de nosotros tiene diferentes nociones de erotismo y sensualidad, y uso de la palabra vainilla para definir un tipo de practica sexual, es simplemente querer atrapar el sexo en una etiqueta.

Después de todo, e irónicamente, el aroma vainilla es uno de los más sensuales, ¿no lo crees?

Deja un comentario

error: Content is protected !!