Tendencias de Búsqueda sobre Prostitución en España en 2020

top putas España 2020

El año 2020 está siendo muy peculiar por la situación sanitaria que ha provocado incluso un confinamiento de la población en sus casas durante esas semanas. Pero la vida no se ha parado del todo y, a la par con ella, tampoco el deseo y el placer. Y, si el uso de internet ya era algo habitual, durante estos meses se convirtió en la vía de contacto con nuestras inquietudes por antonomasia.

En el sexo, quizá porque esta realidad juega con su inherente apego al ocultamiento y la privacidad, hemos podido conocer un reflejo de ciertos aspectos de nuestra naturaleza humana que, de otra manera, a veces se tornan opacos.

Al referirnos, sin reparos ni tabús, de la prostitución, hablar del uso de internet para contratar servicios de prostitutas o escorts es hacerlo de la forma más libre y también directa que existe. Los usuarios pueden acceder a los servicios que realmente necesitan en una búsqueda en la que la discreción y la privacidad están garantizadas. Haciéndolo así, se consigue un ecosistema laboral que garantiza, también, unas condiciones para sus profesionales en las que su seguridad está plenamente garantizada.

La complejidad y variedad de nuestras sociedades, las tendencias hacia experiencias, servicios y encuentros distintos; el cómo el deseo se concreta de diferentes maneras, o la certeza de que en la variedad está el gusto, quedan mostradas en las estadísticas que hoy ponemos a disposición de personas curiosas que aceptan aprender sobre lo que hay… sin juzgarlo.

Por ello, pensamos que para los lectores, casi, por decirlo así, con inquietudes antropológicas, este breve pero ilustrativo estudio resultará ciertamente interesante. Y aunque nuestras posibilidades hayan sido limitadas, nuestro empeño no es otra cosa que digno.

Por supuesto, tal y como procede en nuestras sociedades, de ánimos libres y modernos, donde es normal y necesario que todo devenga vivencia, hemos de ser capaces de encarar toda investigación, por humilde que sea, con rigor.

Que los tabús sociales, la decadente moral dominante u otros muchos factores cierren el paso para que este tipo de inquietudes alcancen los más soberanos institutos de investigación no es óbice para nuestro empeño. Aquí, simplemente, dejaremos abiertas las cuestiones para que los espíritus científicos se planteen preguntas que se remontan y remontarán eternamente a un inconsciente quehacer entre los arcanos de la psique de la especie.

Nuestra propuesta pasa por analizar lo que ocurre con las búsquedas de prostitutas y travestis en Google, tanto a nivel regional como centrándonos en aquellas localidades que destacan por el porcentaje de las mismas que muestra interés por este tipo de servicios. Por último, descubriremos en qué puntos de la geografía la búsqueda de travestis supera a la de prostitutas.

¿En qué regiones se buscan más prostitutas en Google?

Entrando de forma directa a la cuestión, diremos: ¿qué descubrimos cuando indagamos en torno a en qué comunidades autónomas de España se busca más en Google por “putas”?

Parecería obvio pensar que la correlación entre población total y número de búsquedas debería ser lo que se nos pusiera ante los ojos. Y es cierto que el factor poblacional queda claramente representado en los datos, siendo Catalunya (181.000), Andalucía (109.660), la comunidad de Madrid (110.000) y la de Valencia (103.610) cuatro de las zonas donde los usuarios muestran más interés. Pero ocurren dos cosas: primero, que aunque son las cuatro más pobladas, la correlación no es directa.

Segundo, vemos, por ejemplo, que la comunidad de Castilla y León, menos poblada que Galicia y que las cuatro anteriores, es, curiosamente, la segunda en número de búsquedas de este tipo con 118.550 de media mensual; lejos, eso sí, de Catalunya, que alcanza las 181.000.

En las comunidades menos pobladas, las búsquedas suelen ser bajas, tal y como ocurre en Galicia (53.100), País Vasco (55.580), Aragón (39.260) o Murcia (45.950) o Castilla-La Mancha (60.394) aunque, este último caso, destaca dentro de las poco pobladas.

Por lo tanto, el factor población, que obviamente influye, no llega para explicar este fenómeno. Sabemos que Castilla y León se caracteriza por su baja densidad de población, de unos 25 habitantes por kilómetro cuadrado de media, que la sitúa en la más baja de España en este aspecto (la media está en 93 habitantes por kilómetro cuadrado y la máxima, obviando las ciudades autónomas, es Madrid con 830 habitantes por kilómetro cuadrado).

Al margen de la capital, la segunda región más densa, el País Vasco, registra 55.580 búsquedas en Google de prostitutas, lo que la sitúa en el grupo de las de bajo número de búsquedas.

El factor de la baja densidad también podría explicar el alto número de búsquedas en Castilla-La Mancha, la segunda menos densa y donde las búsquedas más de la mitad que las de Madrid; pero, en cambio, Aragón, con una densidad muy similar a las anteriores (27 habitantes por kilómetro cuadrado), la menos poblada del estudio, tendría un número muy bajo de búsquedas.

La segunda región más densa, el País Vasco, registra 55.580 búsquedas en Google de prostitutas, lo que la sitúa en el grupo de las de bajo número de búsquedas.

¿En qué localidades mayor proporción de la población busca prostitutas o escorts?

En relación a su población, hay diez localidades de España que destacan en cuanto al porcentaje de la misma que efectúa búsquedas en Google de servicios de prostitución.

La primera de ellas sería Eibar, en Guipuzkoa, donde se calcula el interés alcanza hasta un 36,3%. En segundo lugar, estaría Toledo, en Castilla-La Mancha, con un 32%; y, en tercer lugar, Tudela, en Navarra.

El primer lugar de Eibar contrasta con el conjunto del País Vasco, donde las búsquedas de este tipo no destacan respecto al resto de España. En Toledo, sus datos estarían, ahora sí, en consonancia con el resto de su comunidad autónoma, una de las que más búsquedas registra de entre las no más pobladas, tras Castilla y León.

El cuarto puesto en porcentaje de la población que demuestra interés por la prostitución en Google sería Girona, con un 24,2%. La comunidad catalana es una de las que más búsquedas de este tipo realiza y otra de sus localidades, Salou, cierra el top-10 de ciudades con un 16,7%.

El quinto puesto sería para Plasencia, en Cáceres, con un 23%, y le acompañaría entre las 10 de este ranking su vecina Navalmoral, en el octavo puesto, con un 19,8%.

Para completar esta clasificación encontraríamos tres capitales de provincia de Castilla y León: Palencia, en el sexto puesto con un 22,5% de la población realizando búsquedas de este tipo; Zamora, en el séptimo, con un 20,1%; y León, en novena posición, con un 19,7%.

Las provincias de Castilla y León son, como vimos, en su conjunto, una de las zonas donde más búsquedas de prostitución se realizan en España.

En este ranking encontramos tres capitales de provincia de Castilla y León: Palencia en el 6º, Zamora en el 7º y León en el 8º.

¿En qué regiones se buscan más travestis en Google?

Otra perspectiva que nos puede ayudar a comprender aspectos de esta realidad es la de las búsquedas de travestis en Google por comunidades autónomas. De nuevo, lo primero que se nos presenta en cierta correlación entre población y búsquedas medias durante 2020 y, así, las tres más pobladas serían las tres con más búsquedas: Andalucía (25.390 búsquedas), Catalunya (56.120) y Madrid (27.460).

Vemos que no solo no aparecen según el orden de población, que la segunda supera por más del doble el total de cada una de las otras dos. En Catalunya, las búsquedas de travestis superan con mucho a las de cualquier comunidad autónoma, superando a Andalucía, la más poblada, y con ratios por población de habitantes gigantescos respecto a todas en general.

Otra peculiaridad que nos aportan los datos, más allá del pódium, es que la cuarta región donde más búsquedas de travestis de hacen mensualmente es Galicia con 26.100, que supera, con más o menos la mitad de población, a la Comunidad Valenciana (25.000).

Entre Castilla y León (18.040 búsquedas) y Aragón (14.530) sí parece respetarse cierta proporción en relación a  la población. Un tercer grupo, el de las que menos búsquedas hacen, serían País Vasco (6.660), Canarias (6.300) y Murcia (5.959).

Vemos, en comparación con la búsqueda de prostitutas, que Catalunya vuelve a ser la que más se sirve de Google para buscar travestis pero la diferencia con el resto de regiones es mucho mayor. También, que Galicia, que por ejemplo efectúa la mitad de búsquedas de putas que Madrid, prácticamente iguala los resultados en búsqueda de travestis con la región de la capital, que casi la triplica en población. La desproporción que veíamos respecto a su población en la búsqueda de putas en Castilla y León la encontramos ahora, en cuanto a la búsqueda de travestis, en Galicia.

En Catalunya, las búsquedas de travestis superan con mucho a las de cualquier comunidad autónoma.

¿En qué localidades se buscan más servicios de travestis en España?

Según los datos disponibles, la localidad de España donde el interés por los servicios de travestis es mayor de todas es Vic, en Catalunya, donde un 9,9% de la población recurriría a Google mensualmente de media. En Catalunya, las búsquedas totales de travestis son las más altas de España, con gran diferencia con todas las demás regiones.

En segundo lugar, por tanto, no es raro encontrar otra localidad catalana, Manresa. Aquí, el 7,7% de la población realiza búsquedas sobre travestis, de acuerdo con los datos.

Otra de las comunidades donde el número de búsquedas mensuales medias en Google de travestis destacaba era Galicia. En esta zona, las cifras asemejaban a las de otras mucho más pobladas. En consecuencia, no es de extrañar que su capital, Santiago, sea la tercera ciudad de España donde mayor porcentaje de la población realiza este tipo de búsquedas, con un 7,2%. Ni tampoco que, en el ranking de las cinco ciudades que más buscan travestis en Google aparezca, cerrándolo, La Coruña en el quinto puesto con un 4,2%.

En el cuarto puesto, eso sí, encontramos una localidad, Ponferrada, con un 6,4% de su población recurriendo a Google para buscar travestis, que contrasta con los datos de su comunidad autónoma, Castilla y León. En esta zona de España, destacan, como vimos, las búsquedas de prostitutas.

Tres de sus capitales, incluida la de la provincia leonesa, se encuentran entre las 10 ciudades con mayor porcentaje de población interesado en servicios de prostitutas. Pero este dato no tenía su correlato en la búsqueda de travestis en el conjunto de autonomía, por lo que no deja de ser curioso que su quinta localidad en términos de población destaque a nivel nacional por este número de búsquedas.

La localidad de España donde el interés por los servicios de travestis es mayor de todas es Vic, en Catalunya. En segundo lugar, encontramos otra ciudad catalana, Manresa.

¿En qué zonas se buscan más travestis que putas en España?

Al comparar los datos sobre búsquedas de travestis y prostitutas en España nos encontramos con que en algunas localidades el número total es mayor para los travestis. Cinco localidades destacan sobre el resto, distribuidas en cuatro de las comunidades autónomas.

La primera es Santiago de Compostela, con 7.000 búsquedas más de travestis que de prostitutas. La comunidad autónoma de Galicia, como ya comentamos, destaca en su conjunto en el número de este tipo de búsquedas, donde casi iguala a Madrid. No es de extrañar, pues, que otra ciudad de esta región aparezca entre las cinco donde más supera la búsqueda de travestis a la de prostitutas. Se trata de Pontevedra, con 2.300 búsquedas por encima.

En segundo lugar se encuentra Vic, en la comunidad autónoma de Catalunya, que, como vimos, es la que más búsquedas de este tipo realiza (y además con una enorme diferencia sobre el resto). En esta ciudad del interior de Barcelona, de unos 45.000 habitantes, las búsquedas en Google de travestis superan en 4.600 a las de prostitutas.

En tercer lugar, aparece Ponferrada, en la comunidad de Castilla y León. En la capital berciana, la media mensual de búsquedas de travestis supera en 4.150 interesados a la de prostitutas. Curiosamente, Castilla y León destaca en España por el número absoluto de búsquedas de prostitutas (donde supera a comunidades muchísimo más pobladas como Andalucía o Valencia), pero no tiene, en su conjunto, una media elevada de búsqueda de travestis.

La elevada búsqueda de travestis en Ponferrada (de unos 65.000 habitantes) sugiere una idiosincrasia particular: supera a las búsquedas de prostitutas en una comunidad donde en su conjunto esto no ocurre y en una provincia donde la capital, la ciudad de León, se encuentra entre las 10 de España con mayor porcentaje de población que busca prostitutas en Google.

La quinta localidad donde más supera el interés de travestis al que hay por las prostitutas es Elche, en la Comunidad Valenciana, con 1.900 búsquedas más de media mensual en Google.

La comunidad autónoma de Galicia destaca en su conjunto en el número de este tipo de búsquedas, donde casi iguala a Madrid.

¿En qué ciudades son más solicitados los servicios de escorts?

La libertad sexual no debe ser un privilegio para nadie. Tal convicción es un signo de nuestra época. Los servicios de escorts son una muestra de eso mismo y su presencia en la sociedad algo que se da, a día de hoy, completamente por supuesto.

La búsqueda de este tipo de servicios se dan por miles. Las grandes ciudades, como Madrid (30.000 búsquedas mensuales de escorts en Google), Valencia (29.000) y Barcelona (26.000) son tres metrópolis donde los servicios de escorts más demanda encuentran.

Pero, como decimos, el avance social y, muy en ayuda suya, la tranquilidad y seguridad que da el poder recurrir a internet para contactar con escorts convierten esta tarea en algo que ya no es un privilegio de las grandes urbes. En ciudades medias como Girona (con 21.000 búsquedas), Toledo (19.000) o Lleida (con 18.000) quienes requieren de estos servicios pueden encontrarlos con discreción y seguridad.

Registros como los de Palencia (donde se computan 16.000 búsquedas de media al mes) nos demuestran que, gracias a internet, cualquier persona con acceso a la red puede sentir lo que desee y no estar frustrada por ello.

Zaragoza, con 14.000 búsquedas, destaca curiosamente como ejemplo de esa libertad, al ser una gran ciudad con un número de búsquedas más bajo. Aunque, en términos relativos, supera a las grandes capitales. En Murcia y en Valladolid también encontramos esa misma cifra de búsquedas.

Este tipo de búsquedas, casi impensables en forma alguna hace décadas, son una muestra de cómo internet vehicula las libertades, protegiendo la privacidad, en cualquier geografía. Y es por ello que empezar a entender la dimensión de este fenómeno nos tocará antes o después, sin subterfugios, es decir: prejuicios aparte.

Las grandes ciudades, como Madrid (30.000 búsquedas mensuales de escorts en Google), Valencia (29.000) y Barcelona (26.000) son tres metrópolis donde los servicios de escorts más demanda encuentran.

Conclusiones

Es difícil llegar a conclusiones en un tema obtuso y cooptado a la neutra consideración cuando los tabús y prejuicios morales suponen tal barrera. Pero gracias a la libertad de internet y de la privacidad que la red proporciona, podemos ir sabiendo más sobre conductas que no son otra cosa que la mera expresión del fenómeno humano.

Las divergencias territoriales en cuanto al interés por los servicios de prostitución pueden ser combustible del sensacionalismo o incluso de la condena más explícita. Pero una toma en consideración alejada del infantilismo y preñada de interés antropológico y científico puede servirnos para comprender de forma más natural las cuestiones que nos atañen.

De entrada, no parece haber ningún factor que pueda dar vigor a todas y cada una de las divergencias que se muestran en los datos. Sería necesario un trabajo más profundo capaz de iluminar los entresijos de la conducta humana, sus factores históricos, económicos y sociales para que pudiéramos entender el por qué de este reflejo geográfico.

Claro está: esto es menester de no pocos y lo aquí presentado no más que un bosquejo del estado de una cuestión tan antigua como el ser humano. Y si con esto se despierta algún asombro o, sobre todo, se desbarata algún pudor, podremos decir que ha servido para desenmadejar algo que ocurre en nuestras sociedades y que ocultarlo sólo lo vuelve más complejo.

Deja un comentario

error: Content is protected !!