Cómo Hacer un Masaje Tántrico Perfecto

Sin lugar a dudad, un masaje es una de las mejores maneras de deshacerse de las tensiones redundantes en el cuerpo, mejorar la circulación de la sangre y difundir las energías curativas por todo el cuerpo.

Pero aún existe algo mejor, y es el masaje tántrico, un tipo de masaje erótico que te llevará a encenderte sexualmente, avivando tu fuego interno y el deseo.


Suena bien, ¿verdad? Pero, ¿cómo empezar?

Lo que necesitarás es la intención y el anhelo de satisfacer genuinamente al receptor, es decir, a tu pareja a través del contacto de sus cuerpos.

Antes de comenzar con las técnicas, veamos qué es el masaje tántrico, cómo se diferencia de otros tipos de masajes y cuáles son sus mayores beneficios.

Qué es el masaje tántrico

El masaje tántrico se deriva de una tradición india de prácticas rituales, y se remonta al siglo V, basándose en la creencia de la diosa Shakti y el dios Shiva.

Tanto las partes espirituales como físicas del ser humano están intrínsecamente relacionadas y deben nutrirse mutuamente para que las emociones y sensaciones se vuelvan más conscientes.

Las características definitorias del masaje tántrico son:

  • Se enfoca en el potencial y el uso de tu energía sexual para beneficiarte en lugar de limitarte.
  • Eliminación de bloqueos en muchas dimensiones diferentes de tu conciencia, cuerpo, mente y espíritu.
  • Impulso o aumento de las experiencias sexuales y orgásmicas
  • La ropa no se usa durante el masaje, por lo que tus partes privadas están expuestas.

Beneficios del masaje tántrico

Al igual que todos los tipos de masajes eróticos, la forma tántrica tiene muchos beneficios inherentes,  además de dos o tres adicionales que hacen que sea un poco más especial.

  • Mayor bienestar.
  • Estado de ánimo mejorado.
  • Alivio del dolor, la ansiedad y el estrés.
  • Libido y deseo sexual mejorados.
  • Experiencias sexuales más intensas.

¿Impaciente por llegar al orgasmo después de compartir un masaje tántrico?

Pasemos a la práctica entonces, y veamos algunos consejos y técnicas descritas para ayudarte a comenzar con el masaje tántrico.

masaje tantrico

Preparación para realizar el masaje tántrico

Lo primero que debes hacer es abrir tu mente, liberar tus tabúes y simplemente, entregarte a la experiencia, que es única y emocionante.

Para la sesión un masaje tántrico perfecto, es mejor que los integrantes de la pareja se turnen para masajearse entre sí.

Prepara tu espacio

Prepare la habitación o cualquier área que desees usar, con muchas almohadas suaves y ropa de cama cómoda. También puedes colocar varias velas encendidas y ligeramente perfumadas, esparcidas por la habitación, y mantener la iluminación lo más tenue posible.

También puedes reemplazar las velas, por un difusor de aceites esenciales con un aroma fresco y relajante.

Prepárate física, mental y espiritualmente

Antes de comenzar, permítete tener tu corazón y mentes abiertos. Durante el masaje tántrico es importante mantener una actitud lúdica y mostrar interés en encontrar nuevos tipos de interacción agradables.

Antes de que comenzar la sesión, toma una ducha, y si lo puedes hacer con tu pareja, mucho mejor, pero evita la interacción sexual durante ese tiempo.

Usa ropa interior cómoda y liviana al comienzo, que puedas quitarla fácilmente, porque el masaje tántrico se trata de una lenta acumulación de energía sexual.

Inicia el proceso construyendo energía sexual lentamente

Después de ducharse, sentaos uno frente al otro. Es posible que desees sentarte con las piernas cruzadas o colocar las piernas una encima de la otra para que la energía de las zonas erógenas se cierre entre sí.

Miradse el uno al otro durante al menos cinco minutos, ya sabes lo que dicen, los ojos son las ventanas del alma.

Puede que al principio te resulte incómodo, pero continúen mirándose a los ojos el uno al otro todo el tiempo que puedan.

En el momento en que sientes que todas las tensiones se desvanecen, se ha creado una conexión real, y ese era el objetivo, ese es el sentido exacto de conexión que necesitas para revelar el sexo tántrico.

Y ahora sí, llegó el momento de vivir la experiencia sexual que te ofrece un masaje tántrico.

masajes tantricos

Paso a paso de un buen masaje tántrico

Comienza acostándote boca abajo

Alrededor de dos cucharadas de aceite esencial tienen que ser suficientes para comenzar.

Unta primero el aceite sobre tus manos y luego comienza a frotar tus manos para calentar tus palmas.

Luego coloca las manos en la parte inferior de la espalda de tu amante y permite que tus manos se deslicen por la parte posterior de su cuerpo, por el  cuello, en los hombros y la espalda, en toda el área de las nalgas.

Deslizando las manos

Ahora debes deslizar tus dedos por la columna vertebral de tu amante, masajeando hasta la parte inferior de la espalda y sobre las nalgas.

Mueve tus manos hasta el cuello, luego sobre los hombros, y luego los brazos y las yemas de los dedos. Repítelo al menos cinco veces, mientras realizas estos movimientos, háblale suavemente a tu pareja, pregúntale cómo se siente.

Siempre ten en cuenta que se trata de darle a tu pareja una sensación de bienestar y relajación.

Para variar, intenta cambiar una mano tras otra mientras tiras y frotas el costado del cuerpo de tu amante. Comienza colocando ambas manos sobre sus caderas y luego tira suavemente hacia la columna vertebral.

Mueve tus manos sobre la cintura y tira hacia la columna. Luego coloca las manos al costado del seno y regresa a la columna vertebral, y coloca tus manos justo debajo de las axilas y tira hacia la columna vertebral. Asegúrate de realizar estos movimientos de ambos lados.

Aumentando la intensidad del masaje tántrico

Masajea la parte posterior del cuerpo de  tu amante, deslizando tus dedos y manos con movimientos sinuoso con una mano, y luego la otra.

Luego, desliza tus manos hacia otra parte de la espalda y realiza el mismo proceso una y otra vez hasta que tu pareja haya sido bien masajeada desde el cuello hasta las nalgas.

Las partes carnosas del cuerpo, como los glúteos, podrían soportar más presión, por lo tanto, no te preocupes por apretarlo un poco más y extender ligeramente las mejillas mientras masajeas. Esto seguramente hará que tu pareja se emocione.

Golpe de plumas

Antes de pasar a los muslos, golpea el cuello, los brazos, los hombros, la espalda y las nalgas de tu pareja con los dedos, con un golpe extremadamente ligero.

Hazlo por unos cinco minutos, y si tus uñas son largas, rasca ligeramente la piel de tu pareja. Puedes hacer esto con movimientos circulares, de lado a lado.

Permite que tus toques ligeros y punzantes y tus caricias generen un ansia sensual en tu amante, porque no podrá adivinar qué parte de su cuerpo tocarás a continuación.

Y ahora es el turno de los pies

Quizás necesites más aceite en esta parte. Por lo que puedes añadir unas gotas en tus manos y en el cuerpo de tu pareja.

Ahora, comienza el método de deslizamiento manual en el muslo y la pantorrilla, lentamente. Realiza algunos masajes realizando mayor presión, seguido de uno más suave.

Masajea una pierna a la vez, y recuerda que los pies son una gran zona erógena, por lo que debes prestarle mucha atención.

Coloca más aceite en cada pie, frotándolo en todo el tobillo, luego en el talón y en la mitad de los dedos. Con las palmas de las manos, deslízate en la parte inferior del pie de tu pareja hacia adelante y hacia atrás un par de veces.

Gira los dedos de los pies de tu pareja hacia la derecha y luego hacia la izquierda y, por último, desliza tu dedo índice entre cada dedo del pie, separando suavemente cada dedo del pie de su cuerpo.

Dale la vuelta a tu amante

En este momento, tu pareja seguramente estará complacida con lo que acabas de hacer sobre su espalda. Ahora, continúa enfocándote en el área frontal de tu amante.

Aplica más aceite en tus manos, y frótalo en el ombligo de tu amante, deslizándolo gradualmente hacia el centro de su estómago y sobre sus pezones, luego hacia abajo hasta el ombligo de tu pareja.

Hazlo una y otra vez porque a tu pareja le encantará y propagará energía sobre su cuerpo.

Ahora, entramos en el verdadero masaje tántrico, que en el caso del hombre, se realizará en el pene, y en el caso de la mujer, en el clítoris.

masaje tántrico

Cómo darle a un hombre un masaje tántrico o Lingam

  1. Comienza masajeando alrededor de la ingle y los testículos, despertando la energía kundalini que vive en el perineo. Esta área está llena de puntos de presión de masaje tántrico, así que masajea lenta pero firmemente en toda el área.
  2. Mueve la energía hacia el área alrededor del hueso púbico y la base del pene. Muévete lenta y suavemente, manteniendo tu contacto visual. Si él entra en trance, sigue mirándolo para ver cómo está.
  3. Con abundante aceite, comienza a acariciar suavemente el pene, pero no caigas en la tentación de ir rápido o con firmeza, el truco aquí es un toque lento muy suave.
  4. Masajea suavemente alrededor de la cabeza del pene, ya que esta área está conectada a su corazón, por eso, puede ayudar que apoyes una de tus manos en su corazón para ayudar al flujo de energía. Ten en cuenta cómo reacciona y ajusta tu toque y presión según su sensibilidad en esa área.
  5. El objetivo del masaje tántrico no siempre es que el hombre eyacule, sino que la energía fluya por el cuerpo para que tenga un orgasmo superior. Entonces, cuando él se acerque al orgasmo, empuja la energía hacia arriba de su cuerpo y hacia su corazón con tus manos. Puede tomar un poco de práctica, pero cuando lo sienta, estará en el cielo y todo su cuerpo vibrará: tendrá un orgasmo de cuerpo completo.

Cómo darle a una mujer un masaje tántrico o Yoni

  1. Lentamente acaricia su cuerpo, bajando la energía a sus muslos.
  2. Usa aceite para masajear el área de la ingle y alrededor de su clítoris. Deberás ser muy gentil y suave.
  3. Al observar su respuesta, cuando sientas que está lista para el masaje yoni, pregúntale si lo quiere. Si ella dice que sí, puedes comenzar a masajear suave y lentamente alrededor de sus labios.
  4. Debes ir muy lentamente, evitando tocar directamente el clítoris. Una de las mejores técnicas es barrer lentamente hacia arriba y hacia abajo entre sus labios internos y externos con el dedo índice. Esto estimula el clítoris suavemente y es muy sensual. Hay un pequeño manojo de nervios justo a la izquierda del clítoris, y tocarlo muy suavemente durante unos minutos será increíble.
  5. Ahora, será hora de mover lentamente tus dedos hacia la entrada de su yoni o clítoris.
  6. Masajea suavemente y muy lentamente en las paredes de su yoni, alisando los bultos y protuberancias o puntos duros y suavizando los músculos.
  7. Encuentra su cuello uterino y masajea suavemente alrededor de él, porque acariciar la cabeza del cuello uterino es una forma mágica de despertar y enviar energía.
  8. Encuentra su punto G, si metes el dedo dentro, y lo llevas hacia arriba, encontrarás algo como si fuera un paladar. Allí se encuentra el punto G.
  9. Cuando termines, pasa las manos arriba y abajo por su cuerpo nuevamente.

que es un masaje tantrico

Conclusiones

El sexo tántrico es una práctica lenta, consciente y sensual que puede ser una experiencia íntima y hermosa para tener con una pareja. Esto también lo puedes experimentar con el sexo vainilla.

Con un masaje tántrico realizado por masajistas eróticas especializadas, los hombres aprenden a separar el orgasmo de la eyaculación, aprendiendo a tener orgasmos múltiples sin perder sus erecciones.

A su vez, las mujeres se abren a su capacidad multiorgásmica, permitiendo que la energía sexual suba y baje, a veces pasando de un orgasmo al siguiente.

Y ahora, ¿te sientes lo suficientemente abierto de cuerpo y alma para recibir un masaje tántrico?

Deja un comentario

error: Content is protected !!