8 fetiches sexuales que deberías probar al menos una vez

La especie humana ha aprendido a disfrutar del sexo como ninguna otra. Ya sea con amor, en ausencia de este, en pareja, trio o con uno mismo, las posibilidades son infinitas.

Hasta hace algunos años, eran muy pocas las personas que se atrevían a hablar de sus fetiches sexuales. Pues, en aquel entonces, eran considerados como un tema tabú. Por suerte, en la actualidad esa mentalidad ha cambiado tanto, hasta el punto de convertirse en un tema de conversación libre.

El término fetichismo sexual engloba a todas aquellas prácticas que se caracterizan por inducir excitación o placer a través del uso de objetos, sustancias o determinadas partes del cuerpo en específico.

Las personas que poseen algún fetiche, son conocidas por mantener un comportamiento que ante la ausencia de este, no son incapaces de excitarse a plenitud. Esto ocurre a causa de que la excitación mental, en muchas ocasiones es más importante que la del cuerpo.

No obstante, hay quienes llevan estas prácticas o fantasías sexuales a niveles más allá de la cordura, por medio de manías algo extrañas y muy peculiares. Pero, a pesar de ello, esto no es más que una manifestación de la sexualidad tanto de los hombres como de las mujeres.

Si estás leyendo este post, muy seguro sientes curiosidad por todo lo relacionado al mundo de los fetiches ¿No es así? Así que si ya tienes claro cuál es tu fetiche, pero no te sientes seguro de comunicárselo a tu pareja. A continuación, te mostraremos una lista con los fetiches que deberías animarte a probar por lo menos una vez en la vida.

¿Qué son los fetiches sexuales?

Un fetiche sexual tiene que ver con un objeto, situación, o parte del cuerpo que desencadena placer o excitación, y que desemboca en el orgasmo. Estos fetiches pueden ser sutiles, haciendo aflorar el deseo y lado salvaje del individuo. O por el contrario, pueden conducirlo a un frenesí de excitación intensa en tan solo unos cuantos minutos.

Estos fetiches tienen la capacidad de erotizar y estimular a quienes los ponen en práctica. Esto tiene su explicación en que las personas tratan de hallar constantemente, aquello que los estimula sexualmente o que les provoca placer. Este pensamiento lleva a los individuos a descubrir uno o varios fetiches, que les permite disfrutar de una manera más plena de su vida sexual.

Es así como los fetiches pasan a convertirse en un instrumento que sin ser netamente imprescindible, puede llegar a originar un deseo sexual incontenible sobre aquellas personas que los realizan.

Los fetiches no son universales, a lo que nos referimos con esto, es que determinadas zonas corporales o diversos objetos, pueden llegar a tener un potente efecto erótico sobre algunas personas. Mientras que para otros, estos pueden llegar a ser completamente irrelevantes.

Hay quienes incluso los pueden concebir como perturbadores, lo que nos lleva a la conclusión de que un fetiche, solo será excitante para quienes logren percibir alguna especie de deseo sexual, a través de su práctica o solo con pensar en él.

Si no tienes a nadie con el que compartir tus fetiches sexuales y estás cerca de Vigo, siempre puedes acudir a las escorts de Vigo que colmarán todas tus fantasías.

Características de los fetiches

Existen una gran variedad de fetiches sexuales que van desde los más habituales y conocidos, hasta los raros y extravagantes. Un fetiche sexual puede estar relacionado con alguna parte del cuerpo como por ejemplo las manos, pies, el uso de lencería, botas, tacones, prendas de cuero, uniformes o alguna clase de disfraz.

Hay otros fetiches un poco más extraños como el uso de pañales o peluches para simular ser unos bebés, o empleo de globos para hacerlos explotar y excitarse con el ruido que estos generan. Por otro lado, están otros como el uso de protuberancias, amputaciones, cicatrices, material fecal, enemas y hasta incluso el chupar sangreTodo esto dependerá del gusto, y la satisfacción sexual que cause dicha práctica en la persona.

No podemos dejar de lado que existen ciertas zonas corporales que hemos integrado de forma habitual a las relaciones sexuales, que igualmente pueden ser consideradas como un fetiche. Tales partes no son otras que los genitales masculinos y femeninos, glúteos y también los senos.

La gran variedad de fetiches que pueden llegar a existir, con el hecho que no son muchos los que encuentran placer a través de estas prácticas, es lo que hace difícil conseguir un compañero con el cual podamos compartir nuestros fetiches más personales. Por ello, no es extraño que muchas personas recurran a las citas en internet, para encontrar una pareja con la cual puedan compartir sus gustos eróticos.

Los fetiches sexuales no solo están presentes en las prácticas sexuales de unas u otras personas. Sino que además pueden llegar a adornar y mejorar todas nuestras fantasías más eróticas.

Fetiches más habituales y que deberías probar al menos una vez

Ahora que tenemos claro lo que es un fetiche y cuáles son sus características, pasaremos a revelar cuales son los fetiches que deberías animarte a probar aunque sea una vez en la vida. Estos son algunos de los fetiches más recurrentes que tienen las personas en cualquier parte del mundo.

Lencería

fetiche sexual

Todo lo que tiene que ver con lencería, medias y corsés, son accesorios que acrecientan el deseo y la excitación. Las personas que consideran a este tipo de prendas como un fetiche, es gracias a que los diferentes tejidos, texturas y sensaciones eróticas que trasmiten, les permiten proyectar los sentidos haciendo que se incremente sus niveles de lujuria y excitación.

Claro está que la lencería erótica tiene otras funciones, las cuales van mucho más allá de incitar a la estimulación y excitación. Pues, sus diseños buscan revivir la llama de la pasión, mejorar la autoestima y provocar un apetito sexual incontenible.

En particular, la lencería suele volver locos de deseo a la mayoría de los hombres, y no es para menos. Pues, estas prendas están diseñadas para hacer resaltar el cuerpo y la sensualidad femenina, y hay quienes que prefieren que sus parejas lleven puestas medias largas o sostenes, mientras están teniendo relaciones. Por lo tanto, intenta incluir en alguna ocasión la lencería dentro de tus rutinas sexuales, y verás cómo tu vida sexual cambiará drásticamente.

Los pies

fetiches sexuales

Uno de los fetiches por excelencia, es el que está relacionado con los pies. Generalmente apodado con el nombre foot fetish, alrededor de esta parte del cuerpo existen cientos de prácticas, las cuales se distinguen por estar presentes con diferentes grados de intensidad.

Hay personas que con solo verlos se sienten excitados, ya sea que los observen en su totalidad o a través de unas sandalias. Por su parte, existen fetichistas que necesitan tener contacto con los pies para masajearlos o hasta incluso llevárselos a la boca, para sentirse plenamente excitados.

La decoración de estos también es fundamental, por eso hay personas que aprecian a quienes utilizan accesorios como anillos y pulseras de tobillos, o que llevan las uñas pintadas y decoradas. Por otro lado, los pies también pueden ser una excelente zona del cuerpo para aplicar un delicioso masaje erótico.

Sí tienes un fetiche con los pies, no tienes a nadie con el que compartirlo y vives cerca de Benavente puedes acudir a las escorts de Benavente para disfrutas de tu fetiche favorito.

Botas o zapatos de tacón alto

Este es otro de los fetiches que necesitas probar al menos una vez en la vida. El ver o imaginar a nuestra pareja con botas o zapatos de tacón alto, siendo lo único que lleva puesto mientras estamos fornicando, hace surgir una sensación excitante y muy intensa desde lo más interno de nuestro ser. No en vano, este es uno de los pensamientos que más se suele presentar en aquellos que disfrutan de tener distintos fetiches.

Esta atracción también puede verse relacionado con el interés por los pies. Pues, muchas veces la excitación por el calzado, suele derivarse de unos pies que te exciten. Así, que si te sientes atraído por este tipo de fetiche, prueba utilizando diferentes tipos y colores de calzado. Recuerda que para este tipo de experiencia, cualquier detalle suma.

 Las manos

El fetiche con las manos es otro de los más comunes y de los que más atracción sexual causa en las personas. Estos no tienen por qué involucrar a la totalidad de las manos. Pues, se puede enfocar en áreas más específicas como un dedo, la palma e incluso las uñas.

Prueba pidiéndole a tu pareja que se decore las manos o que realice acciones específicas con ellas mientras se encuentran en pleno acto sexual. Tal vez sin saberlo, estas te pueden volver complemente loco de deseo y convertirse en tu nuevo fetiche.

El cuero

mejores fetiches sexuales

Uno de los más divulgados y que más placer origina en las personas, es el uso de prendas de cuero. Esto lo ha llevado a convertirse en uno de los fetiches más renombrados, llevando incluso a ser un símbolo característico de las prácticas bondage.

Si buscas darle un plus a tu relación, prueba utilizando todo tipo de accesorios hechos en cuero como máscaras, látigos y correas para atar, cualquiera cosa esta permitida. ¿Aún no sabes qué es el BDSM?

Tatuajes corporales y piercings

El término estigmatofilia hace referencia a la atracción que puede llegar a sentir algunas personas ante otras, que posea tatuajes o piercings. Por ello, no es extraño ver individuos que deciden colocarse piercing en zonas como el pene, los pezones, el ombligo, la lengua o cualquier parte del cuerpo.

Cabe resaltar, que con esto no estamos diciendo que todas las personas que lleven piercings lo hagan por tener alguna especie de fetiches. Pues, estos los pueden lucir por el simple hecho de que los atraen, sin tener nada que ver con el tema del fetichismo.

Para el caso de los tatuajes ocurre ciertamente lo mismo. Pues, no todos los que tienen tatuaje lo hacen por un tema de fetiche. Hoy en día una gran parte de la población tiene al menos un tatuaje y no lo han hecho a raíz de un tema fetichista. Pero, eso no los excluye de convertirse en uno de los que más pasión y lujuria levanta entre las personas.

Además de eso, los individuos que llevan algún tatuaje, son percibidos con más atracción que aquellos que no los poseen. La razón de esto, puede ser que se ven mejor estéticamente, o a veces el saber que esa persona ha sufrido cierta cantidad de dolor al realizarse el tatuaje, hace que algunos sientan empatía hacia el dolor impropio.

Si te llama la atención los tatuajes y tu pareja tiene alguno, puedes pedirle que lo exhiba para que te sientas más atraído hacía él o ella. Pero, si quieres ir un poco más allá, puedes hacerte uno que otro grabado para que avives ese fetiche que llevas guardado. Algunas de nuestras escorts de lujo tienen tatuajes y piercings.

El cabello

El fetichismo por el cabello se da tanto en hombres como en mujeres por igual. En el caso de la rama masculina, estos se suelen sentir atraídos hacia distintos peinados, colores o estilos de cabellos que lleven las mujeres. Mientras que en el caso de las féminas, estas lo pueden estar por el bigote o la barba, así como por el peinado o el vello del pecho.

Por lo tanto, pregúntale a tu pareja como le excitas más, si con el cabello corto, largo, de uno u otro color o con la barba corta o larga. Puede que sin sospecharlos, despiertes un fetiche del que luego no puedas dejar de prescindir.

Disfraces

top fetiches

Uno de los fetiches que más excitación causa en las personas y que lo lleva a ser muy practicado, es el uso de disfraces. Estos además son una excelente alternativa para librar a la relación de pareja de la rutina, y para abrir un abanico de fantasías que te hagan llegar a otro nivel de excitación.

Incluso si la pareja cuenta con suficiente creatividad e imaginación, pueden asumir distintos roles para llevar la experiencia un poco más allá. Aunque no lo tomes como un fetiche, busca de vez en cuando disfrazarte de algo que te haga excitar a ti y a tu pareja, y que así logren avivar juntos la llama de la pasión.

Los fetiches no tienen por qué ser considerados como una desviación o un problema de comportamiento. Pues, estos representan prácticas completamente sanas, que buscan acoplarse a una vida sexual habitual.

Recuerda que en el sexo no hay reglas escritas y que todo es posible. Por ello, disfruta de tus fetiches de la manera más natural que puedas, y no los veas como algo negativo.

__________

Deja un comentario