Cómo Hacer un Masaje con Final Feliz a tu Pareja

¿Quién no desea un final feliz? Ya sea para esa película dramática que te arranca hasta las últimas lágrimas, o para ese momento íntimo que compartes con tu pareja, en el que el sexo se vuelve el lenguaje universal.

Finales hay muchos. ¿Felices? Humm. Todo dependerá de los pasos que des para llegar al final del camino. Y si el final del camino es el orgasmo, entonces un masaje con final feliz puede transformarse en tu mejor GPS.


Ya sea que incorpores los masajes eróticos como parte de los juegos previos con tu pareja, o simplemente disfrutes haciéndolo sentir bien, seguramente te sentirás relajado y conectado.

A diferencia del masaje terapéutico, durante un masaje con final feliz puedes, y debes, ponerte un poco juguetón. Y crear un ambiente en el que la anticipación lo es todo.

¿Comenzamos a jugar?

Cómo lograr la relajación total de tu pareja

Cuando hablamos de hacer un masaje con final feliz, estamos hablando de disfrutar de un sexo pausado. Nada de un rapidito antes de ir a trabajar. Debes preparar tu mente y el ambiente.

Después de todo, el masaje erótico está relacionado con las antiguas enseñanzas hindúes del tantra.  ¿Qué creías? ¿Qué los antiguos no follaban? Sí, follaban, y de lo lindo.

A medida que avances masajeando cada parte del cuerpo de tu pareja, sugiérele que cierre sus ojos y sienta la energía que fluye de tus manos y de tu cuerpo, esa es la energía chi, que se moverá de tu cuerpo al de tu pareja.

Debes imaginar que estás transfiriendo tu propia energía a tu pareja, y recibiendo la suya a cambio, completando el círculo de energía. Usa tu voz de manera calmada y meditativa para guiar a tu pareja a través del proceso. Incluso, puedes crear un ambiente más relajado utilizando música de estilo new age, o los acordes de una sensual guitarra española.

También puedes añadir unas velas perfumadas o incienso para ayudar a crear un ambiente más sensual, atenuar las luces o incluso arrojar un pañuelo de colores sobre una lámpara para ayudar a crear la escena que deseas.

Y no olvides que deberás utilizar algún tipo de lubricante, como un aceite de coco u otro aceite natural, que hidratará tanto tu piel como la de tu pareja, mientras realizas el masaje con final feliz.

Ahora que el ambiente está listo, es hora de desnudarse y comenzar a jugar, para que el final feliz, se escriba con el mejor orgasmo de sus vidas.

Cómo hacer un masaje con final feliz que incluya todo el cuerpo

En un masaje con final feliz no vale utilizar solo tus manos. No, eso se lo dejamos a los fisioterapeutas. Aquí estamos hablando de estimular las zonas más erógenas, no de aliviar el estrés de cada día.

Pero, el masaje con final feliz debe ser lento y sensual, que acumulará excitación para después tener el sexo más increíble de tu vida. Así que si estás pensando en comenzar a tocar directamente los genitales de tu pareja, olvídalo, porque esto no va por ahí. Llegarás a ese lugar, pero todo a su debido tiempo.

masaje con final feliz

Comienzo del masaje con final feliz

Comienza en el cuero cabelludo. La cabeza, y no hablamos de la cabeza de la polla, y el cuero cabelludo a menudo ocupan el último lugar, pero créenos, es hora de la reivindicación.

¿Acaso no disfrutas cuando vas a la peluquería, y el peluquero te lava la cabeza, mientras realiza una serie de masajes en tu cuero cabelludo?

Pasa los dedos por el cabello de tu pareja, tira suavemente, frota tus dedos en pequeños círculos simultáneamente, y siente que la energía fluye. Desde allí, ya puedes bajar a su cuello y hombros, y cuando te encuentres detrás de tu pareja, puedes frotar la espalda y los costados del cuello antes de pasar a los hombros.

Aquí, usarás una mano completa en cada hombro para masajear la piel, y los pulgares para estimular los nervios de los omóplatos. Pasa de cinco a diez minutos en cada parte del cuerpo antes de pasar a la siguiente.

A medida que bajas por su espalda, puedes masajear sus brazos si están a sus costados, de lo contrario, puedes tomar suavemente cada brazo y masajear toda su longitud. Frota suavemente el dorso de la mano con los nudillos y no te olvides de los dedos, girando suavemente cada dedo en tu puño cerrado.

Ya estamos llegando a ese lugar que anhelas. Pídele a tu pareja que se acueste boca abajo para que puedas masajear su trasero y la parte posterior de sus muslos.

Mueve tus manos a sus nalgas y pellizca ligeramente la carne, también puedes jugar con las terminaciones nerviosas que se encuentran alrededor del ano, e incluso, si tu pareja lo disfruta, puedes penetrar el ano con un dedo, siempre lubricando anteriormente la zona. E incluso puedes utilizar juguetes sexuales para ello.

Después será el turno de los pies, frota las puntas de sus pies, los talones y los tobillos, y si tienes algún fetiche con respecto a los pies, no te detengas, y disfruta mordisqueando y chupándolos.

Continuación para hombres

Cuando finalmente llegues al pene y los testículos de tu hombre, no comiences con movimientos rápidos todavía. Continúe el masaje con trazos largos y pausados. Le puedes hacer una paja, pero no te concentres en el objetivo de que se corra.

Recuerda que es un masaje con final feliz, y para eso, querrás sentir su polla dura y palpitante dentro de ti.

No te concentres solo en su polla, masajea suavemente sus testículos y muévete hacia afuera a lo largo de sus muslos internos. Alterna tu toque explícito con una técnica de masaje más suave, para mantener las cosas interesantes, y recuerda que estás jugando también.

Disfruta del momento, de esos instantes en los que el ligero trazado de tus dedos a lo largo de sus muslos internos, despierta una infinidad de sensaciones, mientras tu lengua se esconde entre sus nalgas hasta engullir sus bolas en tu cálida boca, mientras sientes su cuerpo estremecerse de placer.

Puedes llevarlo al borde del orgasmo varias veces, hasta que sea el momento de que lo dejes penetrarte como un poseído por el demonio de la lujuria.

Continuación para mujeres

Si estás decidido a darle el mejor masaje con final feliz a tu mujer, no olvides sus senos.

Al comenzar tu masaje con final feliz, no empieces en su vagina. Masajea el área de los senos y muévete lentamente sobre su abdomen y área del ombligo. Estas son algunas de las áreas más sensibles y llenas de terminaciones nerviosas.

Usa algún tipo de lubricante, frótalo entre tus manos para calentarlo y luego comienza a masajear su vientre, lentamente hasta llegar a sus costillas, entre los senos, la parte inferior del abdomen y la caja torácica.

Cuando sientas que tu mujer emite unos suaves gemidos, masajea y acaricia el área de areola, y cuando sus pezones estén erectos, puedes comenzar a masajear suavemente, acariciar y pellizcar ligeramente los pezones.

Ahora que está excitada, es hora de prestarle atención a otras partes sensibles de su cuerpo.

Comienza acariciando el área alrededor de su clítoris pero no proporciones contacto directamente sobre su clítoris. Realiza pequeños trazos con dos o tres dedos como máximo. Asegúrate de prestar especial atención al ritmo de tu toque y ten en cuenta lo mucho que disfruta el masaje.

Explora con movimientos circulares, teniendo en cuenta que los círculos deberían ser más grandes cuanto más lejos estés de su clítoris. Luego comienza a hacer tus círculos más pequeños a medida que te acercas a su clítoris.

Cuando tus círculos se hayan vuelto tan pequeños que ya te encuentres rodeando la capucha del clítoris, continúa con movimientos suaves y circulares en esta área.

Durante el masaje con final feliz, aprovecha y utiliza otras cosas además de tus manos. Sopla tu aliento sobre su piel con los labios fruncidos o suspira en su oído. Arrastra tu cabello sobre su piel si es lo suficientemente largo, o tus senos suaves contra tu pecho o espalda.

masaje erotico con final feliz

Cómo mejorar tu técnica para hacer masajes

Nadie espera que seas un experto en técnicas de masajes con final feliz, después de todo no existe el máster en masajes eróticos. Pero existen algunos consejos que siempre debes tener en cuenta.

Por ejemplo, al dar un masaje erótico con final feliz, quédate en los lugares donde hay mucho músculo en lugar de las partes del cuerpo donde harás contacto con los huesos. Estas partes carnosas son perfectas para amasar con los nudillos, y puedes frotar otras partes de tu cuerpo para un masaje más efectivo.

En segundo lugar, la mejor manera de mejorar tu técnica de masaje con final feliz es preguntarle a tu pareja qué le gusta.

Además de las señales verbales, presta atención al cuerpo de tu pareja. ¿Se tensa porque estás siendo demasiado duro? Una inhalación brusca puede significar que la has lastimado. Si está en un silencio de tumba, podría ser una señal de que solo está esperando que termine el masaje porque realmente no le gusta.

Sin embargo, ¡suspiros felices y gemidos suaves son una señal de que estás en el camino correcto!

Realmente no es la técnica lo más importante en un masaje con final feliz, sino disfrutar del tiempo que pasas con tu pareja.

Cuando tus manos están deslizándose por el cuerpo de tu pareja, compartes una conexión única e íntima. Un masaje puede ser un juego erótico previo o servir como un acto íntimo por sí solo, cuando necesitas reconectarte y relajarte.

Si estás buscando un mejor sexo, es importante fortalecer la conexión emocional, espiritual y física con tu pareja. El masaje con final feliz te ayudará a lograr esto.

El masaje puede llevarte a explorar el Kamasutra y las diferentes ramas del tántrico, lo que ayudará a condimentar tu vida amorosa, para lograr siempre un final feliz en el sexo. En este aspecto un masaje tántrico también puede ser la solución.

masaje con final feliz porno

¿Qué conseguirás con un masaje con final feliz?

  • Mejorar la conexión con tu pareja: el masaje te acercará a tu pareja mientras trabajáis juntos, explorando los cuerpos y descubriendo lo que les da placer.
  • Aprender a ser incondicional: al darle un masaje a tu pareja, y no esperar nada a cambio, la harás sentir especial.
  • Lograrás disfrutar de un mejor sexo: al aprender las caricias que más disfruta tu pareja, podrás usar ese conocimiento e incorporarlo a los juegos previos y a las relaciones sexuales. Y vivirán un sexo más íntimo y apasionado.

Masajear y acariciar a tu pareja en sus partes más sensibles e íntimas, conducirá indefectiblemente a un final feliz, porque se trata de despertar todos los sentidos para correrse con más fuerzas que nunca.

Cuando toques a tu amante, mantén el contacto visual. Al mirar a los ojos a tu pareja, quedará cautivada por tu encanto, y cada toque gentil de tu parte fortalecerá el vínculo.

Si no estás seguro de dónde prefiere tu pareja que lo toquen, no te preocupes, solo sigue el siguiente plan:

  • Comienza de forma simple para que se sienta cómoda, mientras comienzas a acariciarla.
  • Si se siente cómoda con un toque ligero, no te apresures a hacer más de inmediato. En cambio, recuerda su termostato sexual y sube gradualmente mientras los dos disfrutan las sensaciones y se pierden en el momento.
  • Cuando notes que sus niveles de comodidad aumentan, no dudes en tocar su cabello y cuello. Si tu pareja responde bien a eso, mírala a los ojos, luego susurra algo sexy que ames sobre ella en su oído para que se sienta realmente excitada.

que es un masaje con final feliz

Conclusiones

El masaje con final feliz es como subir una escalera al cielo. Puede que te parezca repleta de escalones, que nunca terminarás de recorrer, para llegar a contemplar las mejores vistas.

Pero una vez que comienzas el ascenso, te darás cuenta que aún los descansos pueden ser gloriosos.

El sexo es igual. Arriba y abajo. Suave y duro. Toque ligero y pellizco. Para finalmente terminar danzando un baile al que solo dos pueden darle el compás.

¿Recuerdas la última vez que hiciste a tu pareja sentir única con un masaje con final feliz?

Deja un comentario

error: Content is protected !!